Aprenda a hacer la mejor receta de pan de queso casero

Sobre todo en los días de invierno o simplemente cuando golpea aquel hambre de tarde, nada mejor que hacer una deliciosa receta de pan de queso casero que sea práctica y por supuesto, sabrosa. Para saber cómo prepararla, basta con ver nuestro post. 

Receta de pan de queso casero

Ingredientes

  • 3 huevos enteros;
  • 500 g de almidon de yuca o mandioca;
  • 2 vasos americanos de leche;
  • 1 cucharada de sal;
  • 1 taza americana de agua;
  • 1/3 taza de aceite;
  • Queso rallado a gusto.

Modo de Preparación 

  • Hervir la leche con el aceite y el agua;
  • En una vasija, mezclar bien la sal y el almidón;
  • Agregar a esta vasija el líquido hervido y mezclar bien con una cuchara grande;
  • Esperar a que la mezcla se enfríe y verter los huevos y el queso rallado;
  • Mezclar bien con la mano, amasando bastante hasta convertirse en una especie de “pega dura”;
  • Untar las manos con aceite y hacer las “bolitas” del pan de queso de acuerdo con el tamaño de preferencia;
  • Colocar en un molde (preferiblemente de teflón) y llevar a hornear hasta dorar.

Receta de pan de queso casero


Combinaciones del pan de queso

Esta receta de pan de queso casero combina muy bien con café, jugos, refrescos, etc, siendo muy recomendable para el desayuno y la merienda de la tarde. 

Es importante resaltar que, en el caso de quien desea adelgazar, es importante no exagerar, ya que el pan de queso es bastante calórico. 


Beneficios del pan de queso

Desde que se consuma con moderación, el pan de queso ofrece diversos beneficios nutricionales, por medio de la leche y el queso. Entre ellos, se destacan: 

Fortalece huesos y dientes 

Rico en calcio, la leche y su principal derivado (el queso) previene diversos tipos de enfermedades óseas, incluso las más graves como la osteoporosis. 

Estimula el crecimiento sano 

No es en vano que la leche es tan indispensable para los niños, ya que esta bebida es esencial para el crecimiento sano de ellas. 

Promueve la salud de la piel y del cabello 

Además de hacer un bien inmenso para la salud, el consumo regular de leche contribuye a mantener la piel y el cabello sanos, favoreciendo la hidratación y fortalecimiento. 

Favorece la reconstrucción muscular 

Por tratarse de un alimento rico en proteína, la leche es crucial para mantener los músculos sanos, ayudando también en la obtención de masa magra. 

Previene el cáncer 

Las investigaciones apuntan que la leche contiene sustancias capaces de prevenir el cáncer, sobre todo el de colon y el de mama. 

Mejora el funcionamiento del intestino 

El consumo regular de leche y derivados también ayuda a regular el intestino, contribuyendo a evitar problemas relacionados con el estreñimiento. 

Disminuye los síntomas de la TPM 

Aunque pocas personas lo saben, se demostró que el consumo de leche, sobre todo cuando está caliente y endulzada con miel, ayuda a combatir los síntomas típicos de la TPM, tales como dolor de cabeza, cólicos e incluso el mal humor. 

Ayuda a aliviar los síntomas del estrés y la depresión 

Las sustancias contenidas en la leche y sus derivados estimulan la síntesis de los neurotransmisores responsables de la sensación de bienestar. 

Fortalece las defensas inmunológicas 

El consumo de leche es primordial para que las defensas inmunológicas funcionen bien. Es decir, al ingerir esa bebida regularmente, el organismo se vuelve más resistente a la acción de bacterias, virus y hongos causantes de diversas enfermedades. 

Por todas estas razones, desde que se consuma con moderación, esta receta de pan de queso casero hace un bien inmenso para la salud. 



Este sitio no pretende sustituir el trabajo de un especialista. Siempre consulte a un médico.
Resumen
Curas naturales
Review Date
Artículo revisado
Receta de pan de queso casero
Clasificación
51star1star1star1star1star


Te Recomendamos: