Investigador enseña cómo parar de fumar en sólo 2 semanas con el uso de bicarbonato de sodio

5 (100%) 1 vote

La adicción al tabaco es mala para la salud.

Dejar de fumar le dará enormes beneficios no sólo física, sino también mental, espiritual e incluso económicamente.

Los cigarrillos contienen muchas sustancias cancerígenas que no sólo son perjudiciales para el fumador, sino también para los fumadores pasivos, que inhalan el humo y, en su mayoría, son familiares del adicto.

Dejar de fumar es difícil.

Todo el mundo sabe eso.

Un artículo publicado en una revista estadounidense estima que la mayoría de los que intentaron dejar de fumar tuvieron una recaída en el periodo de un año.

Hay varios tipos de adhesivos y medicamentos para ayudar, pero pocas personas tienen éxito con ellos.

El consejo que damos en este post fue impartido por el investigador Richard.

Él dedicó años para ayudar a las personas con problemas de conducta, incluyendo la adicción de fumar.

El bicarbonato de sodio es sugerido como un remedio para ayudar a dejar de fumar por Richard.

Según él, el bicarbonato puede tener un efecto inmediato para dejar de fumar.

El consumo de cigarrillos y otros vicios, cree el investigador, son el resultado de un exceso de acidez del cuerpo, lo que nos impulsa a consumir acidificantes.

Además, el bicarbonato de sodio es alcalino

Ayuda a neutralizar toxinas en el cuerpo y reducir la acidez.

Y por eso, él cree que el bicarbonato reduce el deseo de fumar.

El investigador utilizó en muchas personas este método y fue exitoso en la mayoría de ellos.

Como dejar de fumar usando el bicarbonato de sodio

Como dejar de fumar usando el bicarbonato de sodio


La técnica es muy simple.


Sólo hay que poner una pizca de bicarbonato de sodio en la lengua cada vez que sienta la necesidad de fumar.

Pero cuidado: esta técnica no es recomendable para las personas que están en dietas específicas bajas en sodio o tienen presión arterial alta.

Por otra parte, no es recomendable tomar bicarbonato de sodio indefinidamente.

Haga el tratamiento durante dos semanas.

Y luego pare hasta dentro de dos semanas.

Luego, utilice dos semanas más.

Tiene que ser así, porque el exceso de bicarbonato de sodio no es bueno para los riñones.

Por lo tanto, en lugar de bicarbonato, la solución puede ser alcalinizar la sangre a través de dieta.

Si la sangre alcalina disminuye el deseo por lo tóxico, esto se puede lograr con alimentación…

Corte los alimentos formadores de ácido y adopte una dieta sin productos lácteos, azúcar, gluten de trigo y todos los productos tales como el pan y las pastas.

Coma hojas alcalinas, beba jugo de vegetales frescos, utilice más verduras, frutas y proteínas de fácil digestión, como las lentejas, quinua, mijo, pescado, brotes de soya y las semillas germinadas.

Las semillas germinadas, como el ajonjolí y el girasol son especialmente alcalinas y proporcionan muchas enzimas importantes para ayudar al sistema digestivo a funcionar bien.



Este sitio no pretende sustituir el trabajo de un especialista. Siempre consulte a un médico.


Te Recomendamos: