¡Cómo tratar y curar el hígado graso con estos 5 alimentos!

Rate this post

Hablemos de la grasa en el hígado

Es la acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en las células hepáticas.

Si usted bebe demasiado alcohol, sepa que esta es una de las principales causas del famoso “hígado graso”.

Esto sucede porque el hígado es incapaz de eliminar grasas adquiridas por las bebidas alcohólicas

Entonces sólo hay dos salidas: o la persona sigue bebiendo y sobrecarga el hígado para tener cirrosis, o deja el vicio y garantiza la salud y el bienestar del cuerpo.

Hay aquellos que lo toman en juego e ignoran el sufrimiento del hígado.

Sin embargo, este órgano desempeña funciones vitales en nuestro cuerpo, cómo neutralizar y destruir las toxinas.

Piense en un filtro real, que ayuda a eliminar las sustancias tóxicas de la sangre, causadas por ¡los remedios y la alimentación!

Sin embargo, también es posible sufrir de este mal y sin siquiera haber probado alcohol, que es lo que llamamos “enfermedad del hígado graso no alcohólico”.

El hígado simplemente no metaboliza la grasa como debería, lo que hace que se almacene en los tejidos.

La causa puede ser principalmente el tipo de alimentación

Por eso la mayoría de las víctimas son obesas.

Los síntomas son:

– Dolor en el abdomen superior derecho

– Fatiga crónica

– Pesadez e hinchazón

– Pérdida de peso

– Pérdida del apetito

– Debilidad

– Náuseas

– Pérdida de la memoria

– Dificultad para concentrarse

Afortunadamente, los síntomas pueden ser controlados y la enfermedad se puede tratar con los alimentos naturales y especiales tales como frutas y verduras.

Ellos ayudan a limpiar el hígado y renovar las grasas.

Cómo tratar y curar el hígado graso con estos alimentos:

Cómo tratar y curar el hígado graso

1. Acelga.

Es un excelente tónico para limpiar y rejuvenecer el hígado.

Gracias al alto contenido de fibra, la acelga es excelente para tratar el estreñimiento.

Además, es rica en agua, vitaminas, potasio, y hierro de magnesio

2. Alcachofra.

El hígado puede regenerarse gracias a la presencia de cinarina, una sustancia amarga que aumenta el flujo de bilis.

Además de consumir las alcachofas, puede hacer infusiones con las hojas y tallos.

Prepare la infusión con 100 g de hojas y tallos por cada litro de agua. Así, usted debe beber 3 tazas al día.

El Jugo de alcachofa fresca también es muy terapéutico.

3. Jengibre.

Contiene antioxidantes protectores de la función hepática y también ayuda a reducir los triglicéridos.


Usted puede hacer un té de jengibre y tomar media hora antes de las comidas.

Ralle dos cucharadas (sopa) de raíz de jengibre y coloque en agua caliente, deje que repose durante unos minutos y beba.

Otra opción es añadir el jengibre rallado en ensaladas.

Importante: hipertensos no deben consumir el jengibre.

4. Rábano.

Descongestiona y desintoxica el hígado, promoviendo la salida de la bilis.

Se puede añadir en ensaladas o se puede preparar un vaso diario de jugo fresco, endulzado con miel antes de las comidas. .

5. Limón de Persia.

Es una fruta con una gran capacidad de purificación del hígado.

También puede reducir la grasa corporal y reducir el síndrome metabólico, dos factores que a menudo contribuyen a la enfermedad del hígado graso.


Haga lo siguiente: tome un limón y lave bien.

Licue con la cáscara de la fruta y con agua (100 ml).

Cuele y beba inmediatamente.

Haga esto, en ayunas durante dos semanas consecutivas o más.

El Limón de Persia se vende en supermercados y ferias.



Este sitio no pretende sustituir el trabajo de un especialista. Siempre consulte a un médico.


Te Recomendamos: